¿Y el cerebro para cuándo? Vitaminas para proteger el funcionamiento de este importante órgano

¿Y el cerebro para cuándo? Vitaminas para proteger el funcionamiento de este importante órgano

Muchos se dedican a cuidar y a consentir su cuerpo. Invierten considerables sumas de dinero y tiempo en el gimnasio para lograr una figura escultural y compran un sinfín de cremas corporales para tener una piel de revista, pero ¿dedican los mismos esfuerzos para el cerebro, órgano más indispensable del cuerpo humano?

No la mayoría de las veces. Y una manera de revertir esta realidad es tomando vitaminas.

Pero, ¿qué tanto hace por ti, el cerebro?

Te recordamos que tu cerebro es el motor que promueve el funcionamiento de las actividades más vitales que tu cuerpo realiza. Controla todos tus pensamientos, razonamientos, emociones, lo que has vivido y lo que está por venir. Al cerebro le debemos todo, especialmente las más grandes decisiones que tomamos.

Cada movimiento que realizas, idea que se te ocurre, gruñido de tu estómago, latido del corazón, inhalación y exhalación que haces, lo que escribes, lo que dices, presientes o intuyes es posible porque este órgano central del sistema nervioso central está operativo para ti.

Debido a las enormes responsabilidades que tiene el cerebro sobre tu vida, esta pieza tan importante en tu cuerpo necesita estar siempre en óptimo rendimiento, para que así recupere su energía y tú no estés constantemente cansado, aburrido, deprimido, muy colérico o molesto, sino todo lo contrario, te sientas rejuvenecido, dispuesto, en paz y lleno de optimismo.

Vitaminas ¿qué son y cómo actúan?

Las vitaminas son compuestos orgánicos que encienden tu metabolismo, lo ponen en funcionamiento y lo mantienen con vida. Se caracterizan por alterarse o cambiar con facilidad, especialmente, frente a las variaciones de temperatura y almacenamientos prolongados.

Estos nutrientes esenciales se distinguen por no aportar calorías, no guardan vínculo o relación todas entre sí y deben consumirse en cantidades muy pequeñas. Las vitaminas no son sintetizadas por tu cuerpo, debes consumirla a través de tu alimentación.

Tu cuerpo debe consumir ciertas cantidades al día de cada tipo de vitamina, cuando esto no ocurre bien sea por exceso, carencia total o parcial puedes sufrir diferentes tipos de alteraciones y graves enfermedades.

Estos padecimientos varían dependiendo del tipo de vitamina que a tu cuerpo le falte, que puede ir desde la caries, insomnio, debilidad, poco deseo sexual, bajo peso, problemas en tu corazón, en tu sistema digestivo hasta depresión, nerviosismo, alopecias, dermatitis entre mucho otros.

En cuanto a tu cerebro, si lo quieres mantener oxigenado y despedir la ineptitud mental debes procurar unos platos balanceados que las contengan.

La principal fuente de vitamina natural son los vegetales, así que, si no te gusta comer verduras, atente a las consecuencias.

Vitaminas para el cerebro ¿Qué debo comer para garantizarlas?

La Vitamina A:

  • Se encarga de proteger tu memoria y evita el deterioro cognitivo.

Así que ¿no quieres olvidar ciertos objetos?, ¿dejar de asistir a eventos o citas pautadas? y ¿no encontrar las palabras adecuadas al construir un escrito o participar en una conversación?

¡Consume vitamina A!

¿Cómo la obtienes?

Consume espinacas, zanahorias, coliflor/col, batata y calabaza/auyama.

¡Vamos con el grupo de las B!

Vitamina B6:

  • Favorece el óptimo desarrollo del cerebro
  • Evita que tu memoria se deteriore
  • Detiene el envejecimiento de tu cerebro
  • Te mantiene optimista porque te aleja de la depresión
  • Reduce la fatiga, los problemas para conciliar el sueño y las confusiones

¿Cómo la obtienes?

En los productos lácteos, el pollo, cerdo, los mariscos, el pan integral, pavo, avellanas, nueces…

Vitamina B9:

  • Garantiza las funciones cerebrales y la agudeza mental
  • Evita los accidentes cerebrovasculares
  • Favorece la formación de las células y de los nuevos tejidos

¿Cómo la obtienes?

En las naranjas, los aguacates, los melones, los plátanos, en la avena, en las legumbres, en el maní/cacahuetes…

Vitamina B12

  • Facilita que el oxígeno llegue a todas las células del cuerpo
  • Garantiza que tus pensamientos se produzcan rápidamente

¿Cómo la obtienes?

En productos lácteos, el huevo, el pollo, en el salmón, las truchas, las almejas…

Vitamina C

  • Previene al cerebro de una acción degenerativa
  • Disminuye el riesgo de sufrir cáncer cerebral
  • Mejora tu estado anímico y tu humor
  • Fomenta el aprendizaje, hace este proceso mucho más llevadero


¿Cómo la obtienes?

En las frutas cítricas y en los vegetales verdes.

Vitamina D

  • Ayuda en la resolución de problemas
  • Aumenta la capacidad de tu memoria
  • Mejora tu estado de ánimo

¿Cómo la obtienes?

En las sardinas, atunes, en el salmón, también los champiñones, pero la mejor fuente de vitamina D se obtiene por parte del astro rey, el sol.

Vitamina K

  • Mejora tu aprendizaje y capacidad cognitiva
  • Acelera la velocidad de las funciones cerebrales
  • Optimiza tu memoria


¿Cómo la obtienes?

Consume mucho espárragos, perejil y alimentos fermentados

¿Entonces, quieres un cerebro sano?

Vigila lo que consumes, cada uno de los menús, porque deben ser balanceados. Mantén tu mente activa en constante ejercitación y por supuesto haz mucha actividad física.

Add Comment