¿Consumes vitaminas en exceso? Cuidado con su contraindicaciones y efectos secundarios

¿Consumes vitaminas en exceso? Cuidado con su contraindicaciones y efectos secundarios

Hay un refrán que versa “ni tan calvo, ni con dos pelucas” y otro que dice “bueno el cilantro, pero no tanto” ambos advierten que todo en demasía es contraproducente, este principio es aplicable al consumo de vitaminas porque su ingesta en exceso origina efectos tóxicos, trastornos y numerosas enfermedades.

Peor fue el remedio que la enfermedad

Las verduras y las frutas son fuentes inagotables de vitaminas naturales, su consumo proporciona innumerables beneficios para el organismo, manteniéndolo no solo sano, también en constante desarrollo y energizante.

Pero, muchas veces no optamos por las fuentes naturales de vitaminas para cubrir algún déficit que presentemos, sino que consumimos vitaminas artificiales sobrepasando la dosis y prolongando su ingesta por mucho más tiempo del recomendado lo que causa una hipervitaminosis.

Una hipervitaminosis es el término correcto con el que se denomina la acumulación excesiva de vitaminas en el cuerpo y sus complicaciones dependerán del tipo de vitamina que se haya consumido demás.

Las vitaminas más propensas a causarla son aquellas que no puede excretarse o expulsarse, sino que se anclan en los tejidos grasos del organismo.

Un ejemplo de estas son las A, D, E y K.

Veamos cada caso

Nos centraremos en las vitaminas que actúan positivamente en todas las funciones cerebrales, pero que no dejan de tener sus efectos adversos si se te pasa la mano.

Vitamina A: Incide en tu piel, cabello, estómago, cabeza, sangre y respiración.

  • Bloqueo los glóbulos rojos de la sangre
  • Impedir la llegada de la menstruación
  • Afectar tu crecimiento
  • Causar erupciones en la piel
  • Que se caiga tu cabello
  • Presentar vómitos, debilidad
  • Sufrir de ictericia
  • Tener jaquecas, sensación de ahogo

Vitamina D: Incide en tu sistema inmunológico en general, en tus hábitos de sueño y en tu riñón.

  • Intoxicación
  • Pocas ganas de comer
  • Mucho cansancio y pesadez
  • Afectación en el riñón

Vitamina E: Incide a nivel vascular, en tu sistema digestivo e intestinos

  • Diarrea
  • Hipertensión arterial
  • Sangrado
  • Gases

Vitamina K: Incide en la sangre, el cerebro y el hígado

  • Anemia hemolítica
  • Complicaciones neurológicas en los neonatos
  • Incremento en los niveles de bilirrubina
  • Problemas hepáticos pasado algún tiempo

Es importante destacar que en líneas generales el exceso de vitamina K no produce efectos secundarios, pero si un compuesto sintético de nombre menadiona a partir del cual están elaborados muchos suplementos de vitamina K.

Vitamina C: Incide en la vejiga, riñón, la sangre y los huesos.

  • Formación de cálculos en la vejiga y el riñón
  • Déficit de calcio en los huesos

¿Qué pasa con el exceso de vitaminas B6, B9 y B12?

No se registra toxicidad en el caso de este grupo de vitaminas, se les consideran atóxicas.

Padeces exceso de vitaminas ¿qué puedes hacer?

  • Suspender inmediatamente el suplemento vitamínico o el alimento que este causando la condición.
  • Consultar al médico para saber si es necesario o no el consumo de otros medicamentos para obtener mejoría o el cese de los síntomas presentados.

¿Cómo prevenirla?

Una medida preventiva infalible es evitando la automedicación. Es importante consultar a un especialista cuando se considere iniciar el consumo de algún suplemento alimenticio o vitamínico, porque el experto será el indicado en decirte las cantidades requeridas y el tiempo total de su consumo.

Siempre leer las etiquetas de estos productos para conocer su composición, las dosis requeridas y sus contraindicaciones.

Finalmente optar por lo natural. Comer balanceado e incorporar muchas verduras y frutas a la dieta te aliviará de muchos dolores de cabeza en el futuro.

Add Comment