¿Haces deportes? Incluye estas vitaminas y minerales en tu rutina

¿Haces deportes? Incluye estas vitaminas y minerales en tu rutina

Hacer ejercicios o practicar algún deporte demanda grandes cantidades de energía que ganas si comes balanceado, combinando adecuadamente las vitaminas y minerales para lograr así la correcta asimilación de los nutrientes.

Si eres de esos que solo se enfoca en cumplir sus rutinas y en cuánto carbohidratos, proteínas y grasa consumes, dejando a un lado la importancia de estas sustancias, este artículo es de tu interés.

Sudor, movimientos constantes, cansancio y desgaste son los causantes de la pérdida de vitaminas y minerales durante la jornada de entrenamiento. Un aumento en el rendimiento físico amerita una reposición constante de estos elementos.

La protagonista deportiva

Esta es la vitamina B y todo el complejo que las conforma, es decir, el grupo B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12.

¿Por qué su consumo?

  • Fortalecen el sistema inmunológico
  • Ayuda en la absorción de los macronutrientes
  • Intervienen favorablemente en el proceso de convertir los carbohidratos en glucosa y esta a su vez en energía

Con un sistema inmunológico fuerte tu cuerpo se defiende de manera natural contra cualquier infección u organismo que cause enfermedades. ¿Qué deportista quiere caer frecuentemente en cama?


Una de las más cítricas

Esta es la vitamina C.

¿Por qué su consumo?

  • Por su función antioxidante
  • Su capacidad para reducir el cortisol
  • La estimulación al sistema inmunitario

Si los niveles de cortisol se elevan puedes sufrir lo que se conoce como sobre entrenamiento en el que sientes que entrenas muy duro, con mucho empeño, pero, tu rendimiento no aumenta. Si a eso le añades un envejecimiento prematuro de tus células… ¿Cuántas metas realmente crees que cumplirás?

La protectora de tus músculos

Esta no es otra que la vitamina E

¿Por qué su consumo?

  • Ayuda a la pronta recuperación de tus músculos, disminuyendo su fatiga
  • Combate el daño muscular

Si entrenas y entrenas olvidando lo cansado de los músculos y no los ayudas a recuperarse, ¿qué tanto crees que te rendirán en tu próximo entrenamiento?

Lo ideal es que consumas estas vitaminas de manera natural por medio de las frutas, vegetales y carnes, sin embargo, en el caso particular de los deportistas no vendría mal el optar por suplementos con comprimidos que las contengan.

¿Y en cuánto a los minerales?

Todo deportista debe consumir potasio, magnesio, calcio, zinc, hierro y selenio.

Con ellos evitarás:

  • Fatiga, debilidad en tus músculos
  • Calambres y hormigueos
  • Huesos frágiles
  • Arritmias
  • Taquicardia
  • Cansancio
  • Pérdida del apetito
  • Somnolencia

¿Dónde puedes encontrarlos?

  • Una ensalada con mucha cebolla, una sopa de apio y un buen batido de fresa son fuentes de potasio.
  • Una ensalada con espinacas, un desayuno que incluya pan integral y degustar un chocolate garantizan que consuman magnesio.
  • La leche indiscutiblemente es la mejor manera de brindarle calcio a tu cuerpo.
  • Las carnes rojas, el hígado y el pescado te proporcionan el hierro.
  • Un puñito de frutos secos es una buena forma de consumir zinc
  • En el germen de trigo obtendrás el selenio.

Estos son algunos de los alimentos donde lo encontrarás, pero la lista es bastante amplia, así que no hay excusas al momento de combinar platillos que puedan brindar todas las propiedades de estos elementos naturales de condición no orgánica.

¿Y tú, entrenas y cuidas lo que comes?

Add Comment