¿Eres feliz? Pregúntalo a tus hormonas

¿Eres feliz? Pregúntalo a tus hormonas

Es gracias a las hormonas y a los neurotransmisores que nuestro organismo está en pleno funcionamiento, ellos marcan la pauta y son decisivos en los estados anímicos, cambios de humor, en habituarnos a comer, dormir y en controlar los niveles de dolor, entre otras actividades.

Pero, nos centraremos específicamente en las responsables de nuestra felicidad, en las hormonas, sustancias producidas por las glándulas endocrinas que controlan nuestro bienestar y moldean en parte la relación con nosotros y con los demás.

Entonces si creías que tus cambios repentinos en el ánimo eran espontáneos y gratuitos, hoy aprenderás que hay detrás de esas reacciones que a veces no sabes cómo explicárselas al mundo. ¿Y lo mejor? Qué comer para mantenerlas contentas.

Cuatro señoras muy mandonas

Te las presentamos son: la serotonina, dopamina, la oxitocina y la endorfina.

Serotonina

Te hará sentir pleno y feliz. Controla tu sueño, tu apetito, tu relación con el entorno, tus estados de ánimo, tu deseo sexual y mantienen activa tu memoria. ¿Tienes alguna duda de su importancia?

Cuando ella se va ausentando de tu vida porque los niveles en tu organismo bajan, va ganando protagonismo la tristeza y la irritabilidad. ¿Quién puede estar contento con poco apetito, mucho sueño y disminución de la líbido sexual?

Tampoco pensarás en positivo, te convertirás en una toxicidad ambulante porque nada te entusiasmará y en todo verás la peor parte. No conforme serás una persona ansiosa, nerviosa y consumida por las preocupaciones.

Además, la susceptibilidad y la irritación estarán latentes, por eso no te será difícil creer que el mundo es una amenaza.

Evita ser considerada una persona deprimida, amargada y detestable, incorporando a tu dieta estos alimentos:

Huevos, queso, mantequilla, leche, frutos secos y el cambur o banana, todos son ricos en triptófano, el aminoácido promotor de esta hormona. Consume muchos carbohidratos que te harán sentir enérgico y por favor no olvides una buena dosis de chocolate.

Dopamina

La dopamina incide directamente en tu memoria, cuando esta baja tus neuronas mueren lentamente causando muchos trastornos. Asimismo, tus movimientos se descordinan y tus respuestas son algo retardadas.

Te mostrarás menos concentrado y pondrás poca atención a lo que haces. La dopamina también se encarga de vincularte con tu entorno, cuando está muy baja puedes sentir ansiedad o fobia hacia los demás.

Puedes mostrarte desinteresado, desmotivado y muy crítico si sus niveles están por debajo de lo normal.

Si quieres incrementarlos, consume almendras, aguacate, plátano, patilla o sandía. También escucha música, haz ejercicios y cosas que te apasionen.


Oxitocina

Esta hormona te hace sentir seguridad y te ayuda a vincularte positivamente con el entorno. A ella le debemos la confianza, la capacidad de asumir con firmeza ciertos riesgos o tomar decisiones, el reforzar de las relaciones con los otros, su duración en el tiempo y el fomento por el sentido de pertenencia en los grupos.

La oxitocina reduce tus niveles de ansiedad, estrés y te brinda una sensación de tranquilidad. Esta señora es la responsable de que tengas orgasmos y de los vínculos afectivos con tu madre.

Cuando sus niveles son bajos, ocurre que te muestras menos empático, más agresivo, puede que sientas muy poco o ningún placer durante el sexo, tendrás menos excitación sexual y tampoco buscarás relacionarte; sufres lo que se conoce como déficit social.

No existen alimentos que estimulen su producción, pero si muchas actividades entre las que destacan llorar o expresar tus emociones, conversar y escuchar atento a los demás, medita, haz ejercicios y mantén el contacto físico.

Endorfina

Son el mejor analgésico, disminuyen tu dolor, regulándolo, incluso en situaciones donde podrían inhibirlo.

Las consecuencias de unos niveles bajos de endorfinas se traducen en privación del placer, exceso de sensibilidad, tristeza o ganas de llorar continuas, los dolores emocionales o físicos son más intensos y se prolongan por un mayor tiempo.

Es bueno que consumas alimentos ricos en proteínas como la carne, los huevos, también vegetales e incorpores moderadamente las grasas para elevar sus niveles. Otra manera es la práctica deportiva y el cultivar bonitas y estables relaciones con los amigos.

Mantenerte al margen de situaciones dolorosas y aproximarte a las más placenteras te garantizarán un equilibrio en tu organismo.

Cuéntanos, ¿Qué hormona tienes fuera de control?

Add Comment